8 consejos útiles para ser una persona independiente

Para ser una persona independiente tenemos que aprender a sentirnos cómodos con nosotros mismos. En este sentido, podemos decir que alguien es independiente cuando es capaz de desprenderse de los vínculos posesivos.


Durante la infancia dependemos de las relaciones parentales. Sin embargo, a medida que nos desarrollamos adquirimos nuevas características.


Una persona independiente debe tener buena autoestima y sentirse a gusto en soledad, entre otros aspectos. En este artículo revisamos 8 consejos prácticos para adquirir autonomía.


Ventajas de ser una persona independiente


Tener autonomía ayuda a conseguir un mejor desarrollo personal. Las personas independientes son capaces de planificar proyectos sin depender de terceras personas.


Esto no quiere decir que no se pueda trabajar en equipo. La independencia implica no limitarse por la falta de apoyo, pero también saber aprovecharlo cuando se tiene.


La independencia afectiva es otra de las fortalezas. Se trata de saber manejar las emociones de forma eficiente, aun cuando existen vínculos estrechos de por medio. Ser independiente es un factor protector contra el apego afectivo.


¿Cuáles son las desventajas de la independencia?


En algunos casos, las personas se polarizan en una independencia exacerbada. Por ejemplo, cuando no somos capaces de delegar funciones y pretendemos hacer todo solos. Es necesario funcionar de manera independiente, no obstante, no resulta positivo cerrarse a recibir apoyo.


Todos somos seres gregarios, lo que implica relacionarnos con los demás de manera natural. Ahora bien, si la independencia es desmedida, las personas no consiguen un buen desarrollo integral. Cuando pretendemos hacer todo solos, las obligaciones nos sobrepasan.


Consejos útiles para ser una persona independiente


A continuación revisamos un listado con 8 consejos fundamentales para alcanzar la independencia. Las recomendaciones del siguiente listado ayudan a tener determinación ante la vida. Vamos a verlas.


Mujer libre e independiente.
La independencia se vincula a la autonomía. Pero no se relaciona con estar aislado completamente.


1. Reconocimiento emocional


Las personas independientes consiguen relacionarse con los demás sin generar apegos. Reconocer las emociones que tenemos hacia otros es importante.


Cuando podemos detectar y reconocer lo que sentimos hacia los demás, es posible aceptarlo. Entonces, no actuamos en función de esa emoción.


2. Involucrarse en las tareas domésticas


La independencia se aplica en todos los escenarios de la vida. Tener el hábito de atender las actividades del hogar beneficia la autoeficacia. Una buena idea para hacer esto es seleccionar días específicos para realizar las tareas domésticas.

3. Adquirir seguridad personal


Tener confianza en uno mismo ayuda a independizarse. Por lo tanto, las personas que confían en sus capacidades pueden tomar retos controlados.


La seguridad personal puede conseguirse por medio de la consecución de pequeños logros. Por ejemplo, ponernos metas realistas y cumplirlas en el corto plazo nos motiva para nuevos proyectos.


4. Aceptar las opiniones de otros


Este punto se refiere a no aspirar a ser dueño de la razón. Entender que se pueden aceptar opiniones diferentes sin entrar en conflicto es señal de independencia.


En relación con este punto, la recomendación es estar dispuestos a ampliar nuestra perspectiva sobre diferentes temas. Lo que otros tienen para aportarnos incrementa nuestra sabiduría sobre la vida.


5. Tener automotivación


Algunas personas necesitan que sean otros quienes les den una charla motivacional. Por otro lado, aquellos que están encaminados hacia la independencia son capaces de automotivarse a cumplir sus metas.


Una técnica efectiva para tener motivación personal es mirarse al espejo y repetir frases positivas. Lo que decimos frente al espejo debe estar enfocado hacia la consecución de algún objetivo. Por ejemplo, si queremos aprobar un examen, podemos aplicar esta técnica unos minutos antes de estudiar.

6. Aceptar que no siempre podemos tener lo que deseamos


Tolerar algunas frustraciones ayuda a ser más independiente. Cuando somos capaces de superar las decepciones, nuestra tranquilidad no depende solo del éxito. Para ser menos dependientes de los resultados es importante enfocarnos más en el aprendizaje que nos dejan las experiencias.


7. No dar por cierto lo primero que nos dicen


Las personas independientes prefieren verificar la información antes de aceptar lo que otros afirman. Investigar sobre algunos temas nos permite tener independencia de criterio. O lo que es lo mismo, no nos aferramos a las opiniones de otros.


8. Tener coherencia con el discurso


Cuando prometemos cosas que no podemos cumplir nos convertimos en esclavos de nuestras palabras. Ser coherente con el discurso evita disonancias cognitivas. Eso quiere decir que no habrá pensamientos contradictorios tratando de coexistir.


Dar la mano a una persona independiente.
La palabra empeñada y el hecho de cumplir con lo prometido son signos de una persona en el camino de la independencia.


¿Puedo ser independiente viviendo en pareja?


La vida en pareja presenta diferentes retos. Uno de los más intensos es el de mantener la independencia estando en la relación. Por lo tanto, es importante aclarar que las parejas pueden y deben procurar su autonomía, incluso viviendo bajo el mismo techo.


Para que exista una relación de pareja sana es necesario aprender a tener una intimidad compartida. Por ejemplo, leer un libro en la misma habitación que tu pareja mientras ella riega sus plantas. Es natural no compartir todas las aficiones; una relación sana funciona desde las individualidades de sus miembros.

The post 8 consejos útiles para ser una persona independiente appeared first on Mejor con Salud.

 

Adblock Detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad, por favor Desactiva Adblock para seguir navegando

He desactivado Adblock