WE LOVE VIVER KOMBUCHA


No, no podemos controlar todo lo que pasa en nuestra vida, no nos engañemos, pero sí està en nuestras manos elegir qué es lo que entra en nuestro organismo.

WE LOVE VIVER KOMBUCHA


Y hoy vengo a hablaros de una bebida que, aunque confieso que desde hace muy poco desconocía por completo de su existencia, puede hacer mucho por nuestra salud, además de ser una gozada para nuestros paladares.

La kombucha y en especial las de Viver Kombucha, un imprescindible ya de mi nevera.

Empecemos con lo básico, por si hay despistad@s como yo en la sala que no saben qué es la kombucha.

KOMBUCHA

Es una bebida refrescante con unas finas burbujas, que se obtiene a partir de la fermentación del té, así que además de proporcionarnos los beneficios que nos ofrece el té, gracias al proceso de fermentación por el que pasa, la kombucha es una bebida rica en probióticos.

Hago un parón, porque soy consciente que mucho se habla de los probióticos, vamos que están de "moda", pero poco conocemos realmente sobre ellos. Así que a modo de pincelada, para que os hagáis una idea, deciros que son microorganismos vivos, que tomados en cantidades adecuadas ayudan a mejorar el funcionamiento y equilibrio de nuestra flora intestinal. 

probióticos


Pero además:

Nos ayudan a mantener un correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

Ayudan a reforzar e incrementar nuestras defensas.

En procesos con diarreas, la cortan.

Por otro lado ayudan en situaciones de estreñimiento.

Y también mejoran los síntomas de enfermedades inflamatorias a nivel intestinal (colitis ulcerosas, enfermedad del Crohn, problemas de gases, etcétera).

Pero volviendo a lo que es la kombucha en sí,  además de ser buena para nuestra salud, posee un sabor riquísimo, además es baja en azúcar.

La verdad es que es una opción excelente y saludable, para tod@s aquell@s personas que pasan de combinados con alcohol o de los refrescos artificiales y azucarados. Vamos, para los que quieren introducir bebidas naturales, hechas de forma sostenible y que nos aporten en lugar de dañar nuestra salud, como lo hace la kombucha de Viver Kombucha.

VIVER KOMBUCHA


VIVER KOMBUCHA

Raúl y Fer, fundadores de la marca, descubrieron la kombucha en Chicago (EEUU), donde trabajaron como ingenieros durante 5 años.

Su experiencia, más el amor por el deporte y la vida sana, les llevo a ser unos "adictos" a beber kombucha, y para nuestra suerte, se animaron a hacerla.

Así que con el fin de darle un giro a los malos hábitos de consumo de bebidas en España, nos ofrecen una alternativa para aquellas personas que disfruten bebiendo bien, para vivir mejor

¿Cómo se hace la Kombucha?

La auténtica se consigue mediante 2 fermentaciones. La primera puede durar entre 1-4 semanas y se usan como ingredientes: té, agua, azúcar y Scoby (levadura madre).

Durante esta primera fermentación, el Scoby consume el azúcar casi en su totalidad y transforma la infusión de té azucarado en una bebida baja en calorías y azúcar, además de proporcionarnos una amplia gamma de antioxidantes y probióticos.

Y la segunda fermentación, consiste en añadir frutas u otros ingredientes como el jengibre y/o la cúrcuma, para darle diferentes sabores y propiedades.

En Viver, esta segunda la hacen en recipiente cerrado para así poder conseguir una carbonatación artesanal.

VIVER KOMBUCHA
Imágenes instagram de Viver Kombucha



SABORES

En la actualidad en su carta poseen 3 opciones distintas, aunque todas ellas con unos denominadores comunes: ingredientes 100% ecológicos, fermentación artesanal, veganas y con envase de vidrio. Además las envían siempre en frío para así poder conservar todas sus propiedades y su máximo sabor.

Exótica: con fresas e hibisco. Es quizás es el más espectacular en colorido pero también para los paladares. Deciros que las flores de hibisco, por si lo las conocéis, son buenísimas para las digestiones y para nuestra salud cardiovascular.

Original: con cúrcuma y jengibre. Todos sus ingredientes son 100% ecológicos. Para su elaboración se extrae el zumo lentamente mediante prensado en frío para poder obtener así el mejor sabor y una grandiosa concentración de nutrientes. Como bien sabréis ya, porque anda que no os he hablado del jengibre, posee muchísimas propiedades curativas (si no os acordáis echad un vistazo a este post) y por su parte la cúrcuma posee un alto poder antiinflamatorio y antioxidante, además de ayudarnos a reducir el colesterol, una fiel aliada para problemas digestivos, etc).

Oceánica: con limón y espirulina. Es sin duda mi favorito (ya sabéis que a mí el sabor a limón me encanta). Pero es que además la espirulina es uno de los alimentos a nivel nutricional que existe. Esta maravillosa alga tiene un alto contenido de proteínas, es rica en minerales como el hierro y nos proporciona 8 aminoácidos esenciales.

MI OPINIÓN

Como os he comentado, visualmente, la que llama más la atención por su colorido es la exótica, por lo que fue la primera que me lancé a probar.

KOMBUCHA EXÓTICA


Confieso que al pegar el primer trago me supo un poco "rara", pero una rareza nada negativa, sencillamente era un sabor muy peculiar y un poco fuerte para mi paladar teniendo en cuenta que no tomo tés (por desgracia) por mi intolerancia a ellos en su estado puro. Pero a la que le di un segundo sorbo, mi paladar se acostumbró a ese nuevo sabor, siendo mi experiencia más agradable.

Eso sí, debo admitir que cuando me animé a preparar uno de sus cócteles (podéis verlos aquí) con esta bebida ya no solo puedo deciros que la experiencia fue agradable, sino la que podría clasificar como de adicción. 

En concreto me animé a hacer el ponche de Kombucha, con Viver sabor exótica, unas cuantas fresas troceadas, arándanos congelados (podéis poner también grosellas como nos indican en la receta, pero yo no tenía), cáscara de naranja, un chorro de zumo de lima y hielo picado. A mi madre, que como no, ella se presta a probarlo todo, también le añadí un poco de sirope agave en los bordes. Y la verdad es que queda un cóctel además de sabroso, súper bonito visualmente. Vamos, esos cócteles que si tienes "jaleo" en casa, quedas como un@ amfitrion@ de aupa. (Adornarlo con un poco de menta y ya parecerá de auténtic@s profesionales).

La segunda con la que me animé fue la original, que os recuerdo que lleva cúrcuma y jengibre. Y sinceramente, es una auténtica gozada.

Debo decir que es con el que quizás el que tenía menos expectativas, porque a ver, sí, me gusta la cúrcuma como también el jengibre, pero una mezcla de ambos, pues no lo veía. 

Cierto es que tampoco es que aprecie cada uno de los ingredientes, que eso no quiere decir que no los contenga, pero es que es una mezcla única, en serio, y ya os digo, y perdón si me repito, deliciosa.

KOMBUCHA ORIGINAL


Y ya para finalizar, le tocó el turno a la oceánica, y sin palabras. En serio, y para que yo me quede sin decir nada, es algo casi milagroso. 

Como sabréis, porque otra cosa no, pero cuando algo me gusta me repito hasta el ajo, el limón es uno de mis sabores favoritos, y por otro lado, dentro de mi alimentación vegetariana, la espirulina es uno de esos alimentos básicos, para darme un buen chute de cosas buenas. Eso sí, su sabor es más peculiar y no a todos gusta en su formato digamos puro, pero es que combinado con el limón... ¡pfff! ¡De escándalo!

Mi madre, sí, ella que todo lo cata, me dijo que le recuerda sin dudarlo a la limonada casera, y, ¿ a quién no le gusta la limonada casera? (Si has respondido mentalmente que no, ya te digo que no eres de fiar...).

KOMBUCHA OCEÁNICA


Bromas a parte, es sin duda el sabor que más me ha gustado, seguida de la original. Eso sí, como habéis leído, todos los sabores son agradables al paladar, además de lo mejor, son una bomba de cosas buenas para nuestro cuerpo, así que, ¿qué más se puede pedir?

Y hablando de pedir, aunque cuentan con diferentes establecimientos que, por suerte, la comercializan, la podéis encontrar en su web, y por ser lectores míos, si introducís el código mimetatusalud os hacen un descuento de 7€ en vuestro primer pedido (sin cantidad mínima de compra).

Cierto que si os animáis podéis hacer caso o no de mis impresiones, y lanzaros a probar un sabor en concreto, pero personalmente, y más si os iniciáis con esta fantástica bebida, optaría por el pack mixto, para probar todos sus sabores y como no, para que los de casa los prueben (no seáis egoístas).

Otra cosita que os quería comentar si hacéis pedido, el paquete llega súper rápido a vuestro hogar, además viene bien fresquito (recordad, es una bebida que debe guardarse en la nevera para conservar sus propiedades)

CONCLUSIÓN

Como dice el dicho, o bueno vale, no es exactamente así, "si lo bueno es saludable, dos veces bueno".

Y sin duda la Kombucha de Viver, cumple con  mi nuevo refrán.

Ya no solo por los beneficios que nos aporta, que no son pocos, sinó además porque es una alternativa muy buena para empezar a dejar de lado los nocivos refrescos y todo lo que se le asemeje.

Por otro lado, y hablo a modo personal, he encontrado en esta bebida una opción ideal para no tener que renunciar a los beneficios que nos aportan los tés.

En fin, que es un producto que sin duda, ha llegado a mi vida para quedarse.

Y nada amiguis, no sé si sabíais lo que es la kombucha, yo ya os digo que hasta el momento la desconocía por completo, pero vaya si he encontrado información útil en el blog de Viver Kombucha, os aconsejo que le echéis un vistazo.

Si ya la conocíais, ya me contaréis cómo la tomáis, que aunque gracias a las propuestas de Viver, tengo ya muchas ideas en mente, además de tomarla sola, nunca está de más conocer nuevas combinaciones.

¡Un saludo maj@s!



 

Adblock Detectado

Nuestro sitio se mantiene gracias a la publicidad, por favor Desactiva Adblock para seguir navegando

He desactivado Adblock